08 enero 2007

Ser humilde

Hoy me propongo escribir algo sobre el antídoto del orgullo y de la arrogancia: la humildad.
La humildad es una virtud humilde. A todos nos gustaría poseer otras virtudes como la valentía, la prudencia, la tolerancia y otras muchas, pero no reparamos en desear humildad. Ser humildes no se lleva, ni ahora ni nunca. Incluso ha sido explícitamente denostada por algunos filósofos como Nietzsche, que la tildaba de virtud de los esclavos y el mismo Kant decía, refiriéndose a ella, que el que se transforma en gusano no debe quejarse si lo pisan. No debemos confundir humildad con debilidad, toda virtud es fuerza. A mí que no ando muy falto de ella (y esto no es falsa humildad), me orgullece tenerla porque prefiero la sencilla humildad del hombre bueno que la arrogancia del prepotente.

La persona que la posee de nada se vanagloria, ni siquiera de la propia humildad porque si dijera "¡qué humilde soy!" estaría paradójicamente negando lo que afirma. El humilde es consciente de sus límites y se sabe incompleto. Además es la virtud que nos aleja del narcisismo, todo un trastorno en cualquier personalidad. Dicen que toda virtud está en el término medio, quizás sea mejor la imagen de que toda virtud es una cima entre dos valles que serían sus extremos. Así, la ausencia de humildad sería el orgullo vanidoso mientras que el exceso de humildad sería la indignidad, el considerarse despreciable, menospreciarse y carecer de compasión hacia sí mismo.

En términos coloquiales creo que el que carece de humildad por completo es un chulo. Alejémonos de ese personaje y crezcamos en humildad, lleguemos al fondo de nuestra pequeñez, de nuestra nada porque es ahí donde está todo.

12 Comments:

Anonymous Anónimo Escribió³...

Es complicado entender la humildad como un rasgo de la personalidad fuerte y determinante, más que nada porque en el mismo diccionario de la Real Academia de la Lengua y, en una de sus acepciones hace referencia a 'sumisión y rendimiento', con lo cual esto me hace pensar que siempre se ha podido entender de esta manera y, claro, cambiar todo esto es complicado. Por cierto, no se molestes en buscar la palabra humilde, porque se nos quitarían las ganas de serlo, pero como todo esto es cuestión de como uno piense, creo que la humildad no tiene que estar reñida con la bajeza, siempre y cuando uno sea humilde pero haciéndose valer cuando sea necesario o cuando se considere oportuno, esto es casi tan importante o más que ser humilde, porque para llegar a la humildad es necesario haber recorrido este camino antes. Todo esto es algo parecido a un artículo anterior, lo de callarte cuando alguien te saca de quicio, leí algunos comentarios que decían que callarte es como quedar por debajo y, no necesariamente es así, porque hay veces que callándote o diciendo las cosas como son pero tranquilo puede tener mucho más valor y quedar muy, pero que muy por encima que los demás, aunque claro esto es tan complicado de llevarlo acabo como lo de ser humilde y otros muchos valores que no estamos muy acostumbrados a tener. Es mucho más fácil comportarse mal y ser un cabrón, aunque esto a mí, me saca de mis casillas y, ojo!!!, NO ser un cabrón no quiere decir ser un gilipollas.

10:21 a. m.  
Anonymous A.B. Torres Escribió³...

lleguemos al fondo de nuestra pequeñez, de nuestra nada porque es ahí donde está todo.

Este es el párrafo que más me gusta, el que me inspira de verdad. Deberíamos acostumbrarnos a ver la Vida y a pensar sobre nosotros mismos con la parte derecha del cerebro, desde el Todo. Nos hemos acostumbrado a usar la parte izquierda del cerebro, individualizando cada elemento, como si nada tuvieran que ver los unos con los otros. Nuestra existencia únicamente tiene sentido en relación con todo el Cosmos. La individualidad nos ha llevado a crear una realidad falsa, nos ha hecho creer que somos el centro del Universo, llenandonos de orgullo desmesurado, y también, de miedo a la muerte. Pertenecer al Cosmos, o a la VIda(como quieramos llamarlo) es una realidad con la que hay que contar, no es una teoría a la que se llega a traves de la filosofía, o la especulación. Se llega a través del alma, especialmente cuando uno (individualmente) comprende que solo no es nada.

12:29 p. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

La humildad no es muchas veces otra cosa que una fingida sumisión de que se sirve uno para someter a los demás: un artificio del orgullo, que se rebaja para elevarse; y de mil maneras que se transforme, nunca mejor disfrazado que cuando se esconde bajo el rostro de la humildad.
( La Rochefoucauld )

Falsa humildad equivale a orgullo.
( Pascal )

Efectivamente Sr.Ratan,hay que ser más humilde...

12:31 p. m.  
Anonymous Fer Escribió³...

Madre mía, cuán filosóficos y trascendentes nos hemos puesto...

Cuando uno es humilde lo es por naturaleza; es muy dificil ser humilde "aposta", porque no sale. Hoy en día, la humildad no se considera una virtud demasiado buena, porque acabas "el último" en la fila. Aquí, si no expresas un comportamiento extrovertido y descarado, y sin permitir que nadie se te ponga por delante, no avanzas. Siempre se fijan en el que "sobresale" por encima de los demás, no en el que "cede" el paso.

Así va el mundo. La humildad es necesaria, pero nadie la quiere.

2:24 p. m.  
Anonymous Tu admiradora Escribió³...

Espero con ilusión los comentarios de Prakash cada día, mis ojos se emocionan con sus acertadas palabras y mis sentidos se llenan de sensaciones nuevas, son momentos de paz y tranquilidad,de gozo interior por estar leyendo a un hombre sabio, a un hombre inteligente y verdadero, alejado de los bienes materiales de este mundo, no sabes el bien que me haces y la necesidad que genera en mi la lectura de todo cuanto viene de ti, eres un santo vestido de doctor y ademas humildemente humilde, humildemente sabio,humildemente hombre humilde con la humildad de los que saben ser humildes siempre.

4:42 p. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

el exceso de humildad sería la indignidad, el considerarse despreciable, menospreciarse y carecer de compasión hacia sí mismo..." Y, aunque no haya humildad ¿cuál es el sendero que nos permite llegar a ese apacible valle no desde la montaña del orgullo sino desde las profundidades del menosprecio? ¿a qué hitos o señales debemos atender? Gracias.

10:31 p. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

Un día tan señalado como el de hoy, 9 de Enero, no puede pasar desapercibido por una fiel admiradora.
Mi querido y apreciado Doctor Prakash, mis mas sinceras felicitaciones en su 26º Aniversario.
Deseo de todo corazón, que sus deseos se hagan realidad.
Calurosamente, tu siempre admiradora.

12:10 p. m.  
Blogger Prakash Escribió³...

Querida Admiradora, me congratula y emociona tus sinceras palabras,he de agradecerte mucho por haber sido fiel a mis escritos.
Agradezco dicha admiración hacia mi persona, pero le agradecería aún mas si pudieras al menos identificarte.
Igual la magia se pierde al descubrir quién eres, pero he de confesar que el anónimato no es mi fuerte y resulta un tanto inquietante, y mas por tus bellas palabras.
Sin mas que decir, espero pronto tu respuesta. No es necesario que lo hagas público, puedes enviarme un mail si quieres a mi correo particular (prakash@prakash.es). Gustosamente te responderé.
Un abrazo, de tu querido doctor.

12:28 p. m.  
Anonymous Sa Escribió³...

Hola! Vaya, cuantos comentarios tienes ya! Y yo sin haber podido entrar en tu pagina! Cúanta razon tienes al decir que aquel que no tiene humildad es un chulo... Aquel que no sabe hasta donde llegan sus limites,que no sabe hasta donde puede aspirar es una persona que no merece ese calificativo.

Os animo a ser humildes y a no querer intentar llegar mas lejos de donde uno no puede. Te felicito por tu articulo!

1:35 p. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

Mejor ser humilde soy naty neira p asi soy humilde por k se k el dia d manama sere tierra polvo

10:47 p. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

Ya me estaba sintiendo y oliendo a tierra en mi cama de tanto trabajar

10:49 p. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

Y eso k tengo 24 anos k raro

10:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home