10 junio 2006

¿Satisfecho con lo que tiene?


Muchas personas han aprendido a conseguir lo que quieren, pero luego no lo disfrutan. Consigan lo que consigan, nunca es suficiente; siempre sienten que les falta algo. No están satisfechas consigo mismas, con sus relaciones, con su salud o con su trabajo. En el otro extremo están los que se sienten satisfechos con lo que son, lo que hacen y lo que tienen, pero no sabe cómo conseguir otras cosas que desean. El éxito personal es el punto intermedio en donde uno consigue lo que desea y continúa deseando lo que tiene. Es la combinación entre el “éxito exterior” y el “éxito interior”, entre lo que tenemos en el mundo y la satisfacción personal.

Es aquí donde se plantea el primer problema. Para conseguir trazar una línea hemos de tener dos puntos. Uno de ellos, el que nos planteamos más fácilmente es, dónde queremos llegar.

Pero, vamos a imaginar que un amigo, Juan, está de viaje y nos llama por teléfono para orientarse. Nos pregunta: “¿Por dónde tengo que ir para llegar a tu casa?. ¿Podríamos contestar a su pregunta?. ¿Qué es lo primero que le diríamos?: “¿Dónde estás ahora?”: Y es que no podríamos ayudarle a menos que sepamos dónde está en ese momento. Para saber el rumbo que hay que tomar hay que saber dónde se está. Y esta es una cuestión que, generalmente, olvidamos. Solemos pensar que podemos alcanzar nuestros objetivos con sólo saber a dónde queremos ir, pero es igual de importante saber de donde partimos. Y partimos de lo que tenemos y de nuestras capacidades y habilidades. Las circunstancias de cada uno son únicas y cada persona las manejará de una manera distinta. El auténtico desafío es primero, valorar y disfrutar lo que se tiene y después, conseguir lo que se quiere.

El segundo punto para trazar la línea es: ¿Adónde queremos llegar? ¿Qué es lo que queremos conseguir?. Cada persona tiene también sus propios objetivos y camino único. Por lo tanto no hay que comparar nuestro camino ni nuestro aprendizaje con el de otros. Podemos necesitar cosas diferentes y plantearnos objetivos distintos según nuestra edad y nuestro propio proceso de desarrollo. Los seres humanos tenernos ciertas necesidades básicas de supervivencia, que hemos de resolver, antes de ocuparnos de niveles superiores. Si una persona tiene hambre se ocupará de alimentarse antes de preocuparse de su autoestima o del sentido de la vida. Esta jerarquía de necesidades es como una pirámide (Maslow) y en la punta está, por ejemplo, el conocimiento y la realización personal ó autorealización.

El éxito personal no se mide por lo que somos, lo que tenemos o lo que hemos logrado sino por cómo nos sentimos con lo que somos, lo que hemos hecho y lo que tenemos. Además de sentirse bien y estar satisfecho, hay que tener confianza en uno mismo y estar motivado para hacer lo necesario para obtener lo que se quiere. Todo esto no ha de dejarse al azar; El hombre es el arquitecto de su propio destino. Para conseguirlo, la mayoría de nosotros hemos de aprender a hacer cambios en la forma de pensar, sentir o actuar. Cambios que serán significativos, ya que modificarán la perspectiva desde donde observamos las cosas.

Çitas Çitables
  • A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante. Oscar Wilde.
  • La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. John Lennon.
  • La mejor forma de conseguir la realización personal es dedicarse a metas desinteresadas. Viktor Frankl.
  • El hombre se autorrealiza en la misma medida en que se compromete al cumplimiento del sentido de su vida. Viktor Frankl.
Dedicado a mi buen amigo Sachin,
incansable luchador, a quien le deseo que siga
manteniendo el entusiasmo que siempre muestra,
y que pronto está por alcanzar el arte de la felicidad,
su éxito personal.

1 Comments:

Blogger Sachin Kotwani Escribió³...

Prakash, gracias por la dedicatoria y, como siempre, muy bien escrito. Me gustaria añadir para los lectores que la satisfacción es, en su gran parte, aprendida. Todos tenemos ejemplos de cosas o situaciones que nos han molestado en un pasado y quedan olvidadas en el presente, por ejemplo. Hacerse consciente de qué es importante en nuestras vidas y qué nos causa angustia sin razón es un gran paso en la satisfacción personal. Asi que amigo Prakash, te deseo a ti, y a todos los lectores, una feliz subida en la escalera de la autorealización.

10:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home