03 octubre 2006

Machismo

La Real Academia de la Lengua define en su diccionario machismo como la actitud de prepotencia de los varones hacia las mujeres. Ojalá fuera sólo eso, simple prepotencia. El machismo es desgraciadamente mucho más, por lo pronto representa el bochornoso triunfo de la fuerza bruta sobre la dignidad. Es algo vergonzoso que me saca de quicio, quizás porque yo mismo lo padecí al nacer varón en una familia sindhi, y frente a nada se es tan vehementemente contrario que ante un error que uno ha abandonado.

Muchas sociedades son y han sido a lo largo de la historia machistas. Grecia, la clásica, la cuna de nuestra civilización occidental, fue muy machista, sólo hay que observar la ausencia absoluta de mujeres en el ámbito del pensamiento, de la política o del arte. El divinizado Platón, al que algún día alguien con autoridad tendría que cuestionar, decía a propósito de la reencarnación que si uno no era justo en esta vida en la próxima nacería mujer. Y después de Grecia llega Roma con más de lo mismo y así hasta hoy.

Por cierto, entre los animales también se dan comportamientos que pueden parecernos machistas. Me llama la atención especialmente el caso del león. Son las leonas las que cuidan de la prole y las que cazan. Cuando han atrapado a una presa nadie come hasta que llega el león y se sacia, lo que sobra será el alimento para los cachorros, las leonas y el resto del grupo. Por lo demás el león macho es el mamífero superior que más duerme, unas veinte horas al día, y es también conocida su asombrosa capacidad de apareamiento. Su función es la de marcar el territorio y mantener la hegemonía frente a otros machos que intentan usurpársela. Fuerza, fuerza bruta.

No vivimos en la selva, aunque a veces lo parezca, estamos en el siglo XXI. Aunque en esto del machismo no hemos avanzado gran cosa ¿Hasta cuando en la civilizada Europa se va a mantener algo tan horrible como el cambio de apellido cuando la mujer se casa? Todos nacemos de una madre y sin embargo llevamos el apellido del supuesto padre. Pero el colmo es que si eres mujer y te casas, pasas inmediatamente a llevar el apellido de otro hombre, como si fueras propiedad de éste. Y esto aunque seas canciller y estés separada de él, ¿verdad Angela Merkel?.

5 Comments:

Anonymous Mari Escribió³...

Lo de los leones es totalmente cierto. Dicen que la naturaleza es sabia, que hay que dejarla actuar, pero esto del león en el reino animal, creo que es el colmo. ¿Es que la naturaleza es también machista?

No hay que pedir perdón por ser hombre, como has mencionado, pero tampoco hay que agachar las orejas por nacer mujer, y está más que comprobrado que la vida es más difícil para las mujeres que para los hombres. Éstos siguen teniendo una única función: trabajar y ser cabeza de familia. La mujer a parir, a responsabilizarse de la casa, los hijos, el marido, EL TRABAJO, ser guapa, simpática, capaz de abarcarlo todo, ser esposa, madre, trabajadora, cocinera, amante, administrativa del hogar, ama de casa...

Siguen ganando más los hombres por realizar el mismo trabajo que las mujeres, y además es más fácil para ellos encontrar empleo. No soy feminista, creo que hay cosas que son masculinas y lo serán siempre, pero la mujer sigue jugando con desventaja en este mundo.

10:46 a. m.  
Anonymous A.B. Torres Escribió³...

El tema del machismo a mí siempre me ha pasado de refilón, a lo mejor porque he tenido suerte y no me he encontrado con situaciones en las que me hiciesen sentir menos por ser mujer. Creo que la situación actual en el mundo occidental es dificil, tanto para la mujer como para el hombre. Para ella, porque seguramente es cierto que se esfuerza más que el hombre al compatibilizar casa e hijos y trabajo fuera de casa, y el hombre porque tal vez se siente desorientado con el nuevo papel que la mujer pretende tener en la sociedad y porque hasta en la publicidad de la tele vé como se le pone de tonto, de poco sensible, de prescindible. Pienso que es una época de restructuración y que hasta que no pasen unos años -tal vez décadas- el hombre y la mujer no se encuentrrarán por fín cómodos en sus papeles.

10:47 a. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

Me ha gustado mucho el comentario de A.B.Torres. Nos encontramos en un momento difícil en el que hay que pararse a reflexionar sobre ciertas cosas realmente importantes. El vacio que la mujer deja en el hogar como consecuencia de su incorporación en el mundo laboral no lo ocupa el hombre. Los niños y los ancianos son los verdaderamente perjudicados en nuestra sociedad actual. Pero los hombres no son los únicos responsbles. Todo es mucho más complicado y sutil de lo que parece. Existen muchos factores que han contribuido a ello. La mujer dependiente siempre economicamente del marido, podía tener interés en hacer depender a sus hijos varones de ellas. Por eso enseñaban a las niñas las labores del hogar y no a los chicos. Con lo cual el hombre estaba educado en inferioridad de condiciones, se veía obligado a depender siempre de una mujer. Este tipo de educación no esta tan lejos de nosotros. Siempre se ha dicho. "Cuando una mujer se queda viuda la mujer sale adelante y mantiene la familia unida. Sin embargo, cuando el hombre se queda viudo, podrán salir económicamente adelante, pero la unión de la familia se deshacía. Ojalá entre todos, consiguiéramos una sociedad sin víctimas, que estuviera al servicio de los individuos, y no los individuos al servicio de la sociedad.

12:26 p. m.  
Anonymous Trujillo Escribió³...

El machismo se puede dar con cierta prepotencia de un hombre a una mujer o en su estado más duro cuando el hombre utilizando su saber de fuerza, que es lo poco que debe saber, lo utiliza para ponerlo por encima de la dignidad, de este modo nos acercamos más al mono que al hombre, ¿acaso todos los millones de años que han pasado no valen de nada?, pues en ese aspecto parece que no valen de absolutamente nada, parece ser que en mucho cosas somos iguales que nuestros antepasados, quizás por eso los entendamos perfectamente, en fin…, es así y hay que aceptarlo, pero del mismo modo intentar cambiarlo.

No sé porque, pero razonando sobre todo esto, se me viene a la mente los estereotipos, quizás sea un tema interesante para otro día.

5:30 p. m.  
Anonymous Anónimo Escribió³...

Creo que todos estaremos de acuerdo en que el comportamiento machista es algo primario y que si algo habría que hacer en esa dirección sería erradicarlo. Por desgracia, esto no es nada fácil y requiere de una buena dosis tanto de tiempo como de recursos educativos, entre los que la familia tendría que ocupar el primer lugar.

Por lo que intuyo, esto no va a pasar, al menos a corto plazo en los próximos... prefiero no aventurarme y dejar cabida a la esperanza... pero la familia actual tiene antes que resolver una crisis de valores que la está desintegrando y buscar elementos que sean compatibles, en su raíz, con la actitud que buscamos para suplir al machismo.

Por supuesto, entre estos elementos para hacer frente al machismo no me refiero a las... y perdonadme si os ofende... ridículas iniciativas feministas que a mi, personalmente, me dan la risa. El otro día por ejemplo vi: “Club deportivo feminista”. Sinceramente esto sólo contribuye a consolidar más las diferencias, es decir, fomenta aún más el machismo hortera adoptando criterios similares pero del polo opuesto.

Por otro lado, no comparto la opinión de que el machismo sea una cuestión de fuerza bruta. Se puede ser machista y exponerse a perder dos dientes de un taconazo, por parte de tu mujer, como mi vecino y se puede ser muy fuerte con actitud de respeto y consideración con la persona que tienes al lado. Lo uno no lleva necesariamente aparejado a lo otro.

El machismo del que hablamos y que nos implica en mayor o menor grado a todos, tiene un fuerte componente cultural, esa es la única fuerza de la que dispone el machismo. Por tanto, no podemos afirmar que los animales sean machistas por adoptar comportamientos que solo la selección natural les ha proporcionado para sobrevivir al paso de los siglos. Además, tampoco se trataría de fuerza bruta si no de un ajuste entre la demanda del entorno y los recursos con los que cuenta la especie para hacerle frente.

Saludos amigo Prakash
Juan

8:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home